Oficialización del mapuzugun

Escribe al e-mail newenradio@hotmail.com
PARA VER PUBLICACIONES PASADAS, HAZ CLIC EN "ARCHIVO" DE LA COLUMNA LATERAL
Para FACEBOOK busca "Comunicaciones Mapuche Kalbun"
PARA VÍNCULOS RELACIONADOS (Web mapuche, indoamericanas y periodismo alternativo):
TV indoamericana:
ESTÁS EN EL BLOG DE COMUNICACIONES MAPUCHE KALBUN
Una iniciativa sin dependencia de una organización en particular.

domingo, septiembre 05, 2010

La Chepa vuelve a la lucha: “Haré huelga de hambre todas las veces que sea necesario”


Son exactamente las 22 horas del jueves y Patricia hace ingreso a su dormitorio ubicado en el Centro de Estudio y Trabajo de Angol, para cumplir la pena de reclusión nocturna concedida en el 2008, luego de la extensa huelga de hambre que la mantuvo algunas semanas en el Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, provocando un revuelo mediático pocas veces visto en Chile.
05 de septiembre, 2010
Desde hace un año y seis meses, “La Chepa” no hace el ingreso sola al penal. La acompaña su pequeña hija Alenantu Lafken (claridad, sol y mar en mapudungun) quien a su corta edad ya sabe de la causa mapuche la cual su madre abrazó hace años. “Con ella nos venimos a entregar todas las noches al CET. Eso será hasta el año 2013, cuando termine la condena de diez años que me dieron por la Ley Antiterrorista”, lanza desde el interior de su habitación, mientras Alenantu tose en señal de solicitar su atención.
“Ella es una mapuche de tomo y lomo”, continúa Patricia con ternura. Luego de un largo silencio, la defensora de la causa retoma la conversación y recuerda a los mapuches que se encuentran hoy en las mismas condiciones que ella hace dos años, cuando completó una huelga de hambre de 112 días con el fin que la justicia revisara su causa.
-¿Qué significó en tu vida ser mamá, sobre todo después de lo que viviste?
-Todavía es una etapa que estoy asumiendo. Por haber quedado condenada a diez años, yo había descartado el tema. Se me han venido los años encima, la tuve a los 40 y a esa edad es más difícil. Ella es lo más grande que tengo y nació sana. Quedé embarazada a los cuatro meses después de llegar al CET y me preocupé de alimentarme bien; gracias al Señor estoy con ella.
-¿Cómo has tomado la noticia de las huelgas de hambre encabezadas por compañeros tuyos?
-Tengo sentimientos encontrados con esta huelga porque es semejante a lo que yo viví. Tiene partes dolorosas porque no hay igualdad ante la ley. Por lo que estamos luchando es por el acceso a la justicia. La gente a veces no entiende estas acciones. En el fondo es una constante decirlo: no hay igualdad ante la ley para los mapuche. Queremos que se haga justicia en el caso de nosotros y tener acceso a un debido proceso.
-¿Qué te llevó a emprender una huelga de hambre hace dos años?
-No fue sólo una. Piensa tú que hicimos como seis antes de la mía. Todas fueron en aumento. Al principio comenzamos con 15 días, luego con 30 y así. Nosotros probamos la mano inhumana y descarnada del Estado y los gobiernos de la Concertación. Iba pasando el tiempo y tú ves que las condiciones carcelarias no mejoran y el acceso a la justicia va de mal en peor. Como cualquier persona, buscamos una lucha para sensibilizar a la gente y se resuelvan cosas a favor tuyo. No había otra instancia. Si yo hubiera encontrado otro camino para hacerme escuchar, lo hago. Nosotros tomamos la experiencia de otros presos políticos que hacen huelga porque han sido injustamente acusados o procesados. A nosotros nos acusaron de atentado incendiario terrorista. Se quemaron como 60 hectáreas de pino. Antes se había quemado ese mismo espacio y no fue atentado terrorista. Ese día, se convirtió en eso. Aquí hubo una operación de inteligencia que se llamaba “Paciencia” y que fue impulsada por (Ricardo) Lagos. Se tomaron presos a todos los dirigentes, a todos los que estaban haciendo recuperación de tierras. La idea fue desarticular el movimiento. Esta semana se unieron dos jóvenes que están en el Sename. Tenemos la impotencia de no poder hacer nada y estamos evaluando la posibilidad de sumarnos nuevamente a la huelga.
-¿Evaluando?
-De no haber soluciones concretas, creo que vamos a tener que entrar en el tema porque es necesario que lo hagamos. Eso significa arriesgar los beneficios, porque es complejo. No podemos pensar en cambiar una Ley Antiterrorista. Este no es un problema terrorista. Esto implica que de una u otra forma hay personas que tienen más poder que otras en este país. Esta ley se usa para frenar la causa mapuche, que es la recuperación del territorio. Para nosotros el territorio no tiene un fin económico, sino que tiene otro significado que dice relación con lo espiritual, con lo político y cultural. En él se satisfacen todas estas necesidades. Hay que dar la lucha por eso. En esa misma tierra están puesto los intereses de los forestales de este país.
-Te lo pregunto de nuevo, ¿Patricia Troncoso está dispuesta a volver a realizar una huelga de hambre?
-Sí. Todas las veces que sea necesario. Es difícil explicártelo, sobre todo hacerlo delante de mi hija. No tenemos otra posibilidad. El Gobierno no quiere hablar con nosotros, algo parecido a lo que hacía la Concertación. El problema está en que la derecha es la principal gestora de la Ley Antiterrorista. Son ellos los que pidieron directamente su aplicación en territorio mapuche para arreglar este conflicto histórico. Hoy, frente al enemigo disfrazado y maquillado, no podemos olvidarnos que fueron ellos los que pidieron cometer esta injusticia.
-Las demandas de tu huelga son las mismas de las de tus compañeros ¿Por qué se siguen haciendo las cosas precisamente como tú pediste que no se hicieran?
-Lo atribuyo a la relación que el Estado chileno tiene con el pueblo mapuche. Esa es la forma que tiene de relacionarse con nosotros. De hacer como que escuchan cuando tienen los oídos sordos por intereses mayores. No tiene nada que ver si son de derecha o de izquierda. Me preocupa que esta relación se ha dado de la misma forma a través de la historia. Hacen esa separación entre los buenos y los malos; los buenos son amigos, a los malos hay que matarlos, quemarlos. Las huelgas han significado que el tema mapuche no sólo se sepa en Chile, sino en el mundo entero. Ese es uno de los aportes.
-¿Por qué las huelgas carecen de difusión durante las primeras semanas?
-Por la forma de abordar los problemas. Me ha sorprendido que el gobierno haya dicho que enviará un par de proyectos para la modificación de la Ley (anti) Terrorista. Me llama la atención que a los cincuenta días se diga eso. Ese juego que hace el gobierno de Piñera de decir que están atendiendo las demandas de los presos, eso no es tan así.
-¿Por qué tomaste la causa mapuche como una lucha propia?
(Silencio) -Para mí es difícil. Son muchas cosas al mismo tiempo. No sólo me siento identificada, sino que soy parte del pueblo mapuche y ellos me reconocen de la misma forma. Siempre tuve esa opción preferencial por los pobres, pero nunca pensé que me iba a enamorar de los pobres e iba a ser una más. Ellos son mi familia, además de mis padres y hermanos. He sufrido mucho el racismo y la desconfianza. El amor y cariño es lo que me mueve a seguir luchando.
-¿Cómo es tu vida en Angol? ¿Vives tranquila?
-No me siento punta de lanza de nada. La lucha es llevada por cada niño, cada mujer, cada joven y cada anciano del pueblo mapuche. Que uno sea tomado más en cuenta, opaca el trabajo silencioso de personas que casi han dado su vida por esto. Es necesario estar en la justa proporción de las cosas. Vivo tranquila, tengo un pequeño negocio, porque no puedo ejercer mi carrera por la Ley Antiterrorista (es profesora de religión de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso). Por eso estoy agradecida de la cárcel porque aprendí miles de cosas que hoy me han permitido subsistir.
-¿Qué va a pasar en el futuro?
-Yo ya pasé por esto. Efectivamente acá hay un problema de acceso a la justicia, no existe debido proceso ni presunción de inocencia. Se promueve la existencia de testigos protegidos, por lo que tú no sabes quién te persigue. En un canal de TV salió alguien reclamando porque lo habían reclutado como testigo protegido pagándole un dinero. Esta persona se quejaba que a otras les habían pagado más que a él. Contra eso tú no puedes hacer nada. Nosotros ganamos la huelga, pero tuvimos que hacer dos más para que nos respetaran lo que habían prometido. No fue así no más. Queremos acceso a la justicia, que no se aplique más la Ley Antiterrorista a la causa mapuche. Es importante tenerla, pero debe ser invocada por el Estado para los terroristas. La justicia está al servicio del empresariado, de los intereses económicos de ciertos grupos. Los mapuches son antisistema, por eso hay que encarcelar a los mapuches malos. A los buenos, hay que ganárselos y mantenerlos ahí".

LEER MÁS EN: http://www.diarioladiscusion.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=15180:hare-huelga-de-hambre-todas-las-veces-que-sea-necesario&catid=67:domingo&Itemid=102
El email actual de Kalbun Comunicaciones es newenradio@hotmail.com
EN FACEBOOK "Comunicaciones Mapuche Kalbun"

No hay comentarios.: