Oficialización del mapuzugun

Escribe al e-mail newenradio@hotmail.com
PARA VER PUBLICACIONES PASADAS, HAZ CLIC EN "ARCHIVO" DE LA COLUMNA LATERAL
Para FACEBOOK busca "Comunicaciones Mapuche Kalbun"
PARA VÍNCULOS RELACIONADOS (Web mapuche, indoamericanas y periodismo alternativo):
TV indoamericana:
ESTÁS EN EL BLOG DE COMUNICACIONES MAPUCHE KALBUN
Una iniciativa sin dependencia de una organización en particular.

martes, julio 18, 2006

El triste "día después". Anegados ahora limpian sus viviendas.


El email actual de Kalbun Comunicaciones es kalbuncontacto@gmail.com
Fuente:
www.australtemuco.cl
Viernes 14 de julio de 2006
El dicho dice que después de la tormenta, viene la calma. En el caso de los inundados del último frente de mal tiempo que azotó a La Araucanía, el día después de la tormenta, significó un arduo trabajo por limpiar y secar sus casas. Es una labor que, aseguran , pareciera ser interminable para muchas familias.
Un caso es bajo la línea férrea, en el puente viejo camino a Padre Las Casas. Allí está el campamento de Ampliación Chomío, "Luz de Esperanza". Fresia Parra, vecina del sector, madre de un niño de un año y un mes, y que vive además con su hermana y su hijo de seis meses, aún recuerda los momentos más terribles: "Mi casa estaba toda inundada. Más encima atrás del patio hay un sitio con una curtiembre. Todo eso se inundó y todas las tripas y excremento se pasó para nuestras casas. Los ratones salían nadando".
Marisol Sepúlveda era ayudada por vecinos que intentaban drenar el sitio. "Vamos a estar semanas tratando de secar el piso, las camas. Hubo cosas que perdimos".
Benedicto Romero, también vecino del campamento, dijo que muchos de los niños del sector se fueron a albergues o a casas de familiares, ya que es insostenible estar ahí. "Lo peor es que acá llegaron aguas servidas, entonces ahora que salió el sol, el mal olor va a ser terrible. Tenemos miedo de contraer alguna neumonía por la humedad o enfermedades infecciosas por el excremento que llegó a nuestras casas", comentó.

Por Nelson Zapata R.

No hay comentarios.: