Oficialización del mapuzugun

Escribe al e-mail newenradio@hotmail.com
PARA VER PUBLICACIONES PASADAS, HAZ CLIC EN "ARCHIVO" DE LA COLUMNA LATERAL
Para FACEBOOK busca "Comunicaciones Mapuche Kalbun"
PARA VÍNCULOS RELACIONADOS (Web mapuche, indoamericanas y periodismo alternativo):
TV indoamericana:
ESTÁS EN EL BLOG DE COMUNICACIONES MAPUCHE KALBUN
Una iniciativa sin dependencia de una organización en particular.

domingo, febrero 07, 2010

"Chile debería caminar hacia el estatus de Nueva Zelandia con el pueblo maorí"

Coordinador de políticas indígenas se refiere a los desafíos de la nueva administración de gobierno.
“Uno de los tests principales de la nueva administración será la relevancia y el enfoque que le van a dar” a esta materia, manifiesta. “Es una vergüenza que en Chile no haya ninguna presencia, ninguna persona, ningún programa, nada que recuerde la realidad indígena”, dice José Antonio Viera-Gallo.
http://www.azkintuwe.org
RICARDO BUSTOS - SANTIAGO DE CHILE - 03 / 02 / 10

Desde su nombramiento como ministro coordinador de la política indígena, el 26 de agosto pasado, José Antonio Viera-Gallo se sumergió en el conflicto social más complejo de Chile, buscando una solución pacífica que sintetizara las reivindicaciones válidas del más numeroso pueblo originario, casi 700 mil personas, con los intereses de sus vecinos en el sur de Chile y el Estado de derecho. A cinco meses de haber asumido esta responsabilidad, Viera-Gallo hace un balance del estado actual del tema indígena y de cómo se proyecta en la futura administración del Presidente electo Sebastián Piñera.

- ¿Cuál es el estado actual del tema mapuche?

Se ha logrado restablecer un clima de diálogo y confianza que se vio seriamente afectado con la muerte de (el comunero Jaime) Mendoza Collío. Logramos con bastante constancia, perseverancia y paciencia volver a restablecer lazos de comunicación y confianza. En segundo lugar, se puso un acelerador más a fondo en la política del gobierno que está contenida en el documento Reconocer. En tercer lugar se trató de poner orden en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), cambiando varias jefaturas y se planteó una nueva institucionalidad con la creación del Ministerio de Asuntos Indígenas, la Agencia de Desarrollo Indígena, en vez de la Conadi y el Consejo de Pueblos Indígenas.

- ¿Esa nueva institucionalidad en qué pie queda ahora?

Son proyectos que están presentados y ahora dependerá del próximo gobierno que los mueva, que los apruebe. Ahora yo he percibido, en las personas de la Alianza, que tienen opiniones divididas sobre esto.

- ¿Le preocupan que se pierdan los avances?

Mi gran temor es que con el resultado de la elección las nuevas autoridades, en vez de trabajar sobre lo ya logrado, cambien el rumbo. Y veo con mucha preocupación el editorial de El Mercurio del lunes pasado y muchos editoriales que van en una dirección opuesta de lo que yo pienso que hay que hacer. Pero al mismo tiempo, veo con esperanzas que hay personas de la Alianza por Chile y fuerzas, que sin embargo, han abierto su mente. Yo creo que uno de los tests principales del nuevo gobierno va a ser cuál será la relevancia y el enfoque que la van a dar al tema indígena y particularmente al tema mapuche.

Viera-Gallo destaca que entidades como el Centro de Estudios Públicos, las universidades Adolfo Ibáñez y Finis Terrae, asociados al pensamiento de derecha, así como grupos empresariales han realizado esfuerzos por comprender el fenómeno en toda su complejidad, pero advierte “que esa actitud no se condice, con la posición que tienen muchos, o una buena parte, de la dirigencia de derecha de Santiago, que ven el tema indígena en forma muy esquemática y sobre todo, de forma muy simplista, donde prima, a veces, un criterio de orden público más que una mirada multifacética” .

Agrega que “ahora cuánto el futuro gobierno se va a inclinar por una visión más articulada, más multicausal del fenómeno y va a tener una mirada más amplia y más moderna y cuánto va a ser algo esquemático y simplista, es muy difícil de saber”.

- ¿Qué piensa de las acusaciones de abusos policiales y tortura contra los mapuches?

Creo que lo que hay que romper es la espiral de violencia. Y eso se ha logrado, hasta ahora, bastante detener, pero la calma que hay hoy día es latente. Creo que las nuevas autoridades van a tener que poner mucha atención a este tema si no quieren que esto se transforme en uno de sus principales desafíos y problema a muy corto andar.

Añade que “ahora, por cierto que las cosas se podrían hacer mucho mejor, incluso desde el punto de vista policial y de la actuación de la justicia, de los fiscales y de los jueces. (…) Tampoco me atrevería a tirar la primera piedra a decir mire la culpa es de aquí o de esto otro, porque es muy dura la situación que viven las comunidades hace mucho tiempo y es muy dura, hay que decirlo, la situación de los descendientes de los colonos cuyas tierras están en proceso, como dicen algunos miembros de movimientos más extremos, de recuperación. Esos colonos han sufrido lo indecible. Lo más terrible es que los dos van a seguir viviendo en la misma tierra.

-¿Siguen siendo vecinos, finalmente?

Claro, porque el pueblo mapuche en ninguna parte es mayoría. A diferencia de lo que puede ser, por ejemplo, el pueblo vasco. La gran mayoría de la gente del País Vasco son vascos. En La Araucanía sólo el 24% es mapuche, en la provincia de Arauco se llega al 12%, en Los Ríos y Los Lagos al 8%. Entonces nunca nadie va a vencer aquí. Es un conflicto que si se abandona a la lógica de enfrentamiento, sólo va a producir más sufrimiento. No tiene perspectiva de que alguien triunfe. “Aquí la gran apuesta es un cambio de óptica de la sociedad chilena y, también, de la dirigencia indígena, para que entiendan que hay un destino común y que hay un progreso posible común”, expresa.

-¿Cómo ve el tema mapuche en 10 años?

Depende de cómo se haga. Hay una enorme responsabilidad en las autoridades y en la sociedad chilena entera. Nosotros tenemos la posibilidad de ir caminando hacia el modelo de Nueva Zelandia. Chile debería caminar hacia el estatus de Nueva Zelandia con el pueblo maorí. El pueblo maorí tampoco es mayoría en ninguna parte, pero está representado en el Parlamento, participa en la actividad pesquera y forestal

-¿Sería bueno que los pueblos originarios contaran con parlamentarios propios?

Sí, sería bueno. Un tiempo atrás se presentó un proyecto de reforma, que lo presentaron Francisco Huenchumilla (DC) y Alberto Cardemil (independiente) pero nunca se trató.

Viera-Gallo se explaya cuando habla de sus anhelos en este tema: “Pero más que eso, yo me conformaría si se creara el Ministerio de Asuntos Indígenas, se cambiara la Conadi, se creara el Consejo de Pueblos Indígenas, se acelerara la entrega de tierras, se hiciera un plan especial de desarrollo para las comunidades indígenas, tanto para los que reciben nuevas tierras como para los minifundistas, que esa es otra realidad desconocida. Se abrieran los medios de comunicación a la realidad indígena, especialmente la televisión. Es una vergüenza que en Chile no haya ninguna presencia, ninguna persona, ningún programa, nada que recuerde la realidad indígena”.

El ministro José Antonio Viera-Gallo en su balance también destaca el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en cuyo marco se diseñó la nueva institucionalidad indígena. “Nosotros estamos recién comenzando a implementar el Convenio 169. Hay un fallo interesante ahora de la Corte de Temuco, que le exigió a la Corema una consulta antes de autorizar una piscicultura. Yo creo que estamos empezando. La sociedad chilena tiene que aprender a vivir con este convenio”, señala. Y añade que “hemos hecho hasta ahora dos o tres consultas que han sido muy exitosas. Nos hemos adelantado, porque otros países han ratificado este convenio y lo tienen guardado en un cajón”.

Detalla que se realizó “una consulta en la Isla de Pascua, para ver si se establecían restricciones para la migración y resultó muy bien. Se hizo una consulta con los pueblos kawashkar y yaganes para ver cómo organizar la repatriación de los restos de los que venían y resultó muy bien. Ahora se va a hacer una consulta en la Isla de Pascua de nuevo, para ver si ellos permiten que un moai vaya con la Fundación Louis Vuitton a París y los beneficios que eso traería a la isla, de eso aún no tenemos resultados”.

Añade que “estamos, a su vez, consultando el método de consulta, conforme a lo que dice el profesor (James) Anaya, que es el relator de pueblos indígenas (de la ONU), para ver si así avanzar a tener un método de consulta que sea válido y legítimo para todos.

- ¿Cree que hay una carga de caricatura muy fuerte en la sociedad chilena con respecto a los indígenas?

Hay una carga que ha comenzado a cambiar. El hecho que el Smithsonian Museum en Washington ponga la exposición “Lágrimas de luna” sobre la cultura mapuche durante seis meses y que ésa va a ser la imagen de Chile, es un cambio grande, si esto antes se negaba, no existía.

-¿Existen movimientos paramilitares de no mapuches?

No creo, no he visto ninguna evidencia.

Agrega el ministro que lo que sí es evidente, es que si hay un conflicto entre vecinos, entre una comunidad y los dueños de un fundo, y vienen los mapuches con perdigones los dueños del fundo se defiendan. Puede haber escaramuzas. Por eso tenemos un despliegue policial grande. Indica que algunos de estos conflictos están unidos al tráfico ilegal de la madera y es mucho dinero. Eso ocurre en una parte de La Araucanía y en la provincia de Arauco, entonces se roban madera, cuando digo madera es que se roban camiones enteros, ocho camiones por ejemplo, y después se los venden al aserradero.

- ¿Son mapuches?

Son de todo, mapuches con delincuentes de la zona, y eso es mucho dinero. Y los aserraderos saben que es madera robada. Compran más barato, se hacen los lesos, tampoco es que tengan posibilidad ellos de imponer el orden. Entonces es un tema bien complejo.

COMPROMISO DE TRASPASO DE TIERRAS

Más de 30 mil 400 millones de pesos se invirtieron durante el último año para entregar 16.500 hectáreas a comunidades mapuches, según datos aportados por el Departamento de Comunicaciones de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi). Luego de la muerte del joven comunero mapuche Jaime Mendoza Collío, el 6 de agosto del año pasado, la Presidenta Michelle Bachelet se comprometió a acelerar el traspaso de terrenos a 117 comunidades entre las regiones Octava y Décima. Hasta el momento, el compromiso se ha logrado cumplir íntegramente para 36 comunidades, mientras se han iniciado los procesos de compra de otros 81 terrenos, procesos que la Conadi espera finiquitar antes del 11 de marzo.

RECONOCIMIENTO CONSTITUCIONAL

Una de las principales labores del ministro coordinador para asuntos indígenas fue sentar las bases de una nueva institucionalidad que agilice la solución de los problemas sociales que alimentan los conflictos indígenas y que se ponga al día con el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT, suscrito por Chile, que incluye el reconocimiento constitucional. Sin embargo, el anhelado reconocimiento en la Carta Fundamental ha sufrido una extenuante tramitación parlamentaria, ya que fue presentado al Congreso en 1992, hace 18 años, y aún no logra transformarse en norma. “Nos ha costado infinitamente lograrlo, la derecha siempre se ha negado a usar el concepto pueblo, pero ahora lo aceptó. Entonces se votó en el Senado una redacción y fue unánime y quedó para discusión en particular”.

NO CAMBIAR EL RUMBO

El 26 de agosto pasado el ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, fue designado ministro coordinador de asuntos indígenas. Debió sumergirse en un tema complejo, viajar al sur y sostener reiteradas reuniones con las comunidades, además de preocuparse del compromiso de traspaso de tierras. Cuando han pasado cinco meses de su nombramiento, y a pocas semanas de que el Presidente electo Sebastián Piñera asuma el gobierno, Viera-Gallo hace un balance del estado actual del tema indígena y de su proyección en la nueva administración. Le preocupa, admite, cómo el gobierno de Piñera enfrente esta materia y de la posibilidad de que una política represiva borre de una plumada lo logrado y agudice el conflicto.

Sobre la nueva institucionalidad indígena, diseñada en el marco del Convenio 169 de la OIT, manifiesta que “son proyectos que están presentados y ahora dependerá del próximo gobierno que los mueva, que los apruebe”. La nueva institucionalidad indígena la conforman el Ministerio de Asuntos Indígenas, la Agencia de Desarrollo Indígena y el Consejo de Pueblos Indígenas. “Mi gran preocupación es que con el resultado de la elección las nuevas autoridades, en vez de trabajar sobre lo ya logrado, cambien el rumbo”, remarca.


LEER MÁS EN: http://www.azkintuwe.org/fab025.htm
El email actual de Kalbun Comunicaciones es newenradio@hotmail.com
EN FACEBOOK "Comunicaciones Mapuche Kalbun"

No hay comentarios.: